sábado, marzo 2

Carlos Alcaraz amaina a Ben Shelton para un buen debut en el Masters 1000 de Toronto

El tenista español Carlos Alcarazdebutó este jueves de madrugada en el torneo de Toronto (Canadá), sexto ATP Masters 1000 de la temporada y que se disputa sobre pista dura, con una sólida victoria por 6-3 y 7-6(3) frente al estadounidense Ben Shelton.

Alcaraz, que puede aprovechar la ausencia del serbio Novak Djokovic para ampliar su distancia en el liderato del ranking mundial, inició la gira norteamericana ante un compañero generacional y con un partido que tenía cierta trampa. No en vano, Shelton mostró en el comienzo una velocidad endiablada de mano, apretando ya en el juego inaugural.

Tres opciones de rotura tuvo ahí el estadounidense, que incluso se lució en un resto ganador a 151 km/h que petrificó a su rival. Pero Alcaraz las salvó todas, la tercera con un ‘ace’, y amainó el vendaval que le llegaba desde el otro lado de la red. El jugador de Atlanta se precipitó en una devolución, dejando botar demasiado la bola, y cedió ese juego.

Después de que ambos mantuvieran sus servicios en los dos peloteos siguientes, en el cuarto aprovechó el murciano una oportunidad de quiebre (3-1); lo hizo, eso sí, gracias a una doble falta de Shelton. Con el resultado a favor, el de El Palmar exhibió temple y abrochó cada tanda de servicio hasta adjudicarse el primer set en 42 minutos.

El arranque de la segunda manga vivió un duelo más igualado, con el estadounidense mejor calibrado de ‘revoluciones’. De hecho, se adelantó por 1-2 e incomodó a Alcaraz en su servicio, pero el número 1 del mundo ejecutó un revés girándose y a la remanguillé con 0-30 en su contra, que despistó a su adversario y a la postre le sirvió para ganar el punto.

Sonrisa del palmareño a su palco, remontada inmediata y ‘muebles’ salvados (2-2). Pese a todo, a esas alturas Shelton ya había canalizado bien la agresividad en sus golpes, lo que plasmó en saques ganados sin percances y alguna delicadeza al resto. Como respuesta, escaso brillo de Alcaraz, aunque suficientes dosis de talento para forzar el ‘tie-break’.

En dicha muerte súbita, al de Atlanta se le escapó por poquísimo un lejano ‘drive’ invertido, cuando iba 2-1 abajo. ‘Ipso facto’, cometió una doble falta (4-1) que dejó encarrilado el triunfo para Alcaraz, que selló su billete a octavos de final tras 1 hora y 38 minutos de encuentro.

El próximo rival del español en este torneo será el polaco Hubert Hurkacz, verdugo del serbio Miomir Kecmanovic por 5-7, 6-3 y 6-0 en 1 hora y 52 minutos. Será el siguiente obstáculo en el camino de Alcaraz hacia un nuevo US Open, donde en septiembre defenderá la corona que conquistó en 2022 para asombrar al mundo entero del tenis.