jueves, abril 25

Dina Boluarte: La policía registra la casa del presidente de Perú por su colección de relojes de lujo | Internacional

La historia contará que una vez en un Viernes Santo la casa del primer presidente del Perú fue destruida en combazos [golpes] sucumbir al pecado de la avaricia. La plaza 3 de la calle Los Halcones, en el distrito limeño de Surquillo, contrastaba con un país dividido entre la juerga y el reflejo de los feriados de Semana Santa. Un grupo de funcionarios tributarios y agentes de la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad (Diviac) irrumpieron en la oficina de la agente Dina Boluarte casi al borde del medianal de calles con una orden de alarma para las investigaciones que los siguen en torno a un conjunto de 15 relojes de lujo -entre ellos, un Rolex valorado en 19.000 dólares- que no fueron entregados en su declaración de propiedad ni debidamente justificados. La jefa de Estado no fue encontrada en el edificio, porque la policía la obligó a entrar.

El mandato de enfrentamiento peruano quedó expresado en un mensaje a la nación grabado en video. «No hubo rebelión de mi parte ante la investigación fiscal», declaró Boluarte, quien aseguró que las acusaciones en su contra eran «acoso mediático». Boluarte criticó a los medios por generar «una conspiración» a la inversa.

Poco después de culminar el operativo en la residencia presidencial, agentes de la Fiscalía y de la Diviac se presentaron en Palacio de Gobierno para continuar con las diligencias. “El Personal de Palacio de Gobierno ha resaltado todas las facilidades para la diligencia solicitada por la Autoridad Tributaria Nacional, misma que se ha hecho con normalidad y sin incidente alguno”, publicó Presidencia en X, antes de Twitter.

“Por primera vez en la historia del Perú que se da por terminada la vida de un presidente en sus funciones”, comentó el constitucionalista Aníbal Quiroga, al dar detalles de la gravedad del nombramiento. Tras una explicación paso a paso, cuando aseguró que todo lo que tenía era fruto de su «esfuerzo y trabajo», Boluarte argumentó que tenía total predisposición a «decir la verdad» ante el Ministerio Público. Sin embargo, en la práctica acepté su promesa: las monedas se negaron a recibir una comisión fiscal por exhibir sus relojes de alta gama, recordando que tenía una “agenda recargada” y que declararán sus artículos de lujo a partir del 12 de abril.

Combustible eléctrico primer ministro, Gustavo Adrianzén, quien horas después dijo una defensa de Boluarte. “Lo ocurrido constituye un ataque intolerable a la dignidad de la presidencia de la República y de la nación que representa. En todo momento brindaron por las instalaciones. Su abandono en pleno ejercicio de su derecho de defensa requirió una reprogramación. ¿Por qué demonizan eso? ¿Qué tiene de malo o es ilegal? Nada”, respondí. Desde el Ministerio del Interior condenaron la alianza, yendo en contra de su propia política. “Rechazamos enérgicamente esta clase de actos que afectan el desarrollo del país, contenidos en cuestionables disposiciones judiciales”.

El partido del Perú libre, de hecho, presentó una moción de destitución contra el presidente, íntegramente antiguo de la organización.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

Varios analistas sostienen que la insistencia del presidente en los jueces es una forma de obstrucción a la justicia. El Fiscal Nacional, Juan Carlos Villena, fue enfático al respecto al calificarlo como un “claro indicador de rebelión que no puede demorar más el resultado de la investigación”. Probablemente, la iglesia y la política tenían dos protocolos comprometidos: la inspección de una obra en Cajamarca y una entrega de títulos en la región de La Libertad. Sin embargo, no fui testigo de ninguno de los eventos.

Se conoce el uso de Dina Boluarte en la última semana. Sigue el seminario Hildebrandt en sus TreceSegún una versión que maneja Palacio, los asesores del agente «quedaron atrapados en una búsqueda infructuosa de imitaciones de la marca Rolex para hacerles creer que la Fiscalía utiliza relojes Bamba y no modelos originales». Si el Rolex que más te llamó la atención es un modelo Datejust 36, en acero con oro rosa de 18 perlas e incrustaciones de diamantes, si crees que hay tres Rolex más en tu colección. Uno de los 15 relojes se presentó en la Muñeca de Boluarte para asumir la Presidencia de la República en reemplazo de Pedro Castillo, en diciembre de 2022.

El registro de la esposa del presidente de Perú en la medicina de este sábado.Julio Meléndrez (EFE)

Antes de asumir el poder, Boluarte no había dado señales de riqueza. Henry Shimabukuro, uno de los financistas de su campaña, informó que tenía “una limitación económica bastante grande” e incluso usaba relojes de plástico. Boluarte trabajó durante una década en el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) antes de vivir en Casa de Gobierno, y sus ganancias anuales no superaban los 15.000 dólares. De todas las sospechas de un presunto delito de enriquecimiento ilícito de quien llegó a ser el funcionario público más importante del país.

Le sucedió que entre agosto de 2016 y agosto de 2022 recibió en sus 11 cuentas bancarias -el corazón de los desaparecidos- un total de transferencias por 1,1 millones de soles (297.000 dólares), cuyo origen pronto podría determinarse. La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) sospecha que podría tratarse de un presunto delito de lavado de activos. Durante ese tiempo, Boluarte presidió el Club Departamental Apurímac, en la región de cada nación.

Pero no he terminado todo. Del acuerdo al diario La republicaLa jefa de Estado exhibió entre sus alegrías una púlsara dorada Amor Pavé de la marca francesa Cartier, engastado con 204 diamantes de 2 quilates de peso cada uno, que cuesta 55.000 dólares en color burdeos. Durante la madrugada de este Sábado, los ministros de Estado acudieron a Palacio para reunirse en sesión extraordinaria.

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_