sábado, marzo 2

el Gobierno intervino el mercado de maíz con una prórroga de los permisos de embarque

Por tercera vez, permite a los exportadores usar mercadería de la campaña pasada para compromisos del ciclo comercial actual. Aducen que es para asegurar la oferta en el mercado interno.

No hay dos sin tres. El gobierno nacional a través de la Subsecretaría de Mercados Agropecuarios del Ministerio de Economía volvió a intervenir el mercado de maíz al otorgar una nueva prórroga de 240 días a las Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) del cereal.

De esta manera, los exportadores podrán recurrir al uso tanto de mercadería en existencia de la campaña pasada como de la actual para cumplir con las ventas al exterior de los despachos correspondientes al ciclo 2023/2024. De no haber prórroga, en condiciones regulares, los exportadores están obligados a declarar embarques solo de productos originados en la misma campaña comercial. Las razones alegadas: la necesidad de garantizar el abastecimiento interno y mantener a raya el precio del cereal.

Así quedó establecido por la Disposición 1631/2023 publicada en el Boletín Oficial que dispone de esa extensión de plazo para las DJVE con vencimiento del período de embarque y/o la prórroga automática entre el 24 de julio de 2023 y el 30 de septiembre de 2023, contados a partir del vencimiento de la prórroga automática. 

La Prórroga Automática Excepcional a la que refiere el Artículo 1º de la medida no será de aplicación para aquellas DJVE registradas con posterioridad al periodo mencionado.

Por su parte, los permisos de embarque de los productos incluidos en el Programa de Incremento Exportador (PIE) o dólar agro lanzado el pasado 23 de julio que no están incluidos bajo el alcance de la Ley Nº 21.453 oficializados en el marco de este programa, como los maíces especiales, por caso, el pisingallo, contarán con una prórroga de 60 días contados desde el vencimiento del período.

Asimismo, se dio orden a la Dirección General de Aduanas y a la Administración Federal de Ingresos Públicos para que adopten los recaudos necesarios para la implementación de la medida en el Sistema Informático Malvina (SIM) y en la Ventanilla Única de Comercio Exterior Argentino (VUCEA).

Esta es la tercera prórroga ordenada para las DJVE de maíz: la primera tuvo lugar en diciembre de 2022 y la segunda en marzo de 2023. Esta última, establecía una extensión hasta el 31 de julio pasado.

Entre los argumentos de la actual prórroga, el Gobierno señala a «la gran sequía que afecta a todo el territorio de la República Argentina» por la cual «resulta necesario adoptar medidas concretas a los fines de contener las consecuencias que podrían ocasionar y sus implicancias en el escenario de la exportación agrícola».

Asimismo entiende como «indispensable que en orden a estrictas razones de oportunidad, mérito y/o conveniencia» se otorgue la prórroga de 240 días.

Y asegura que en el informe técnico producido por la Subsecretaría de Mercados Agropecuarios «se han brindado las razones por las cuales se justifica la medida propiciada, con el fin de prevenir y evitar el desabastecimiento en el mercado interno».