miércoles, febrero 21

El ITE, nuevo socio estratégico para la creación del mayor centro de investigación en tecnología de litio de Chile

El know-how del Instituto Tecnológico de la Energía (ITE) en toda la cadena de valor del litio le ha convertido en socio estratégico de la Universidad Católica del Norte (UCN) situada en Antofagasta (Chile) para el diseño y desarrollo de Lithium I+D+i, un nuevo centro internacional de investigación, desarrollo e innovación en baterías de litio en la Región Norte de Chile. Este proyecto cuenta con la financiación de 8 millones de dólares de SQM, el gigante chileno líder mundial en la producción de litio con alto valor añadido.

Con el propósito de realizar investigación científica sobre innovación tecnológica en toda la cadena de valor de las baterías de litio, Lithium I+D+i busca convertirse en un centro de desarrollo tecnológico referente a nivel nacional y en Latinoamérica, contribuyendo así a la creación de un polo de investigación y desarrollo para la entrega de soluciones tecnológicas a múltiples desafíos relacionados con los sistemas de almacenamiento en base a litio.

Tras la firma del convenio entre ITE y la UCN, Marta García, directora general de ITE, ha comentado que ello supone un reconocimiento internacional «a todo el expertise y saber hacer de nuestro centro en torno a las baterías y el almacenamiento energético al litio», además de validar como modelo de éxito sus capacidades en cuanto a la generación de conocimiento, desarrollo de tecnologías y su transferencia a las empresas. Y es que las economías mundiales se enfrentan al reto de la descarbonización y para ello necesitan de los avances tecnológicos e investigaciones que centros tecnológicos como ITE llevan a cabo en materia de energías sostenibles.

ITE, un modelo exportable de generación de conocimiento y transferencia tecnológica

El papel del ITE en este proyecto es el de socio tecnológico para facilitar un acompañamiento integral mediante el diseño, desarrollo e implementación de estrategias a largo plazo y acciones que aporten una visión crítica en la toma de decisiones y contribuyan a su puesta en marcha. Es por ello por lo que recientemente un equipo de ITE ha visitado en una misión de investigación la región de Antofagasta donde se encuentran la UCM y los principales yacimientos de este mineral para arrancar in situ con el plan.

A lo largo de los próximos meses ITE contribuirá a la fijación de objetivos, la dinamización de los planes de acción, el diseño de su estructura y futura gobernanza, colaborará en el desarrollo de actuaciones relacionadas con el capital humano, así como en la promoción y desarrollo de la región mediante el acceso al mercado a través de dos acciones: la colaboración público-privada y la transferencia de tecnología a empresas, dos aspectos en los que el Instituto tiene una demostrada experiencia de éxito.


Imagen de archivo de Marta García, directora general del ITE


ABC

Ignacio Casado, Director de Comunicación y Marketing de ITE, señala que la aportación del Instituto va a suponer «un cambio de paradigma en el entorno de la transferencia tecnológica de las universidades hacia la industria en el entorno chileno, pues no siguen ninguna estrategia en este sentido y quieren tener un modelo».

También apunta el fuerte componente social de este proyecto ya que posibilitará la generación -en una zona con un elevado nivel de explotación minera a cargo de mano de obra intensiva- de un importante tejido industrial de empresas proveedoras en torno a toda la cadena de valor del litio que, junto con Litium I+D+i, contribuirán a la mejora socioeconómica de la región.

Para ello, los expertos de ITE llevarán a cabo un análisis socioeconómico de la zona con el objetivo de impulsar el crecimiento y nacimiento de nuevas empresas al calor de la tecnología del litio «lo que generará un conjunto de oportunidades para las empresas valencianas». Además, ITE tiene una posición estratégica en cuanto a la transferencia tecnológica ya que ostentan la Secretaría Técnica de la Alianza Valenciana de Baterías desde donde puede transmitir a sus integrantes todas las nuevas oportunidades que se detecten.

Un equipo completo que trabaja en cuatro líneas de acción

Litium I+D+i cuenta con un equipo de más de 20 investigadores que centran su trabajo en cuatro líneas de investigación: «Materiales y celdas de baterías» para generar nuevos materiales y alternativas de diseño de baterías de litio; «Sistemas y aplicaciones» centrado en el escalamiento de nuevos diseños de celdas de baterías; «Reciclaje de baterías» y «Modelamiento y análisis» campo no experimental para el modelamiento matemático de optimización de procesos y redes, entre otros.

La Generalitat Valenciana ha jugado un papel clave en este proyecto ya que, por un lado, los primeros contactos derivan de una iniciativa REDIT-IVACE que persigue la internacionalización de las empresas valencianas por medio de la cooperación con otros agentes de I+D+i y empresas, en este caso de Latinoamérica. Así lo explica Gonzalo Belenguer, director de la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunidad Valenciana (REDIT) señalando que «la participación estratégica del ITE en la creación del centro internacional de investigación en tecnología de litio surge a partir del programa impulsado por REDIT en colaboración con IVACE y cuyo objetivo es fomentar la internacionalización de las empresas valencianas por medio de la cooperación con otros ecosistemas de I+D+i, así como con sus respectivos tejidos industriales, en el ámbito latinoamericano».

Y, por otro, ITE ha contado con el apoyo económico del IVACE, tanto en las actividades realizadas hasta la fecha como para las futuras acciones a realizar. Junto al ITE, otros dos socios de primer nivel internacional asesoran a Litium, se trata del Fraunhofer Institute for Solar Energy System (Alemania) y la Universidad Georgia Tech (Estados Unidos).