miércoles, febrero 21

Hasta 850 agentes de la Guardia Civil participarán en la seguridad del Festival Medusa

Un total de 850 agentes de la Guardia Civil de diferentes especialidades forman parte del dispositivo de seguridad  establecido para el Festival Medusa, que se celebra del 9 al 14 de agosto en la localidad valenciana de Cullera, según informa el Instituto Armado.

Así, la presencia de los agentes se incrementará en horario nocturno, en materias como seguridad vial, orden público, seguridad ciudadana y antiterrorista con el fin de garantizar la seguridad de los participantes y asistentes al evento. También se contará con presencia de policías extranjeras, como la gendarmería francesa, en el marco del plan de Turismo Seguro.

Además de los medios propios del evento, se contará con el apoyo de un dron de captación y transmisión de imágenes que sobrevolará el área de influencia del evento y con un sistema antidrones para evitar vuelos no autorizados.

Para la ejecución del dispositivo, la Comandancia de Valencia contará con el apoyo de unidades dependientes de la Zona y del Subsector de Tráfico de Valencia, así como otras unidades del cuerpo. Entre ellas, personal de la Compañía de Sueca, tanto uniformado como de paisano, con el fin de prevenir la comisión de delitos en el recinto del evento y proximidades; de la unidad de seguridad ciudadana de la Comandancia de Valencia (USECIC) y la unidad especializada en control de masas (GRS). Además, estará el grupo de caballería del ARS.

Asimismo, intervendrán agentes del UPRONA, con unidades motorizadas, como los quad, para el control del litoral y la zona de dunas próximas al recinto del evento; la patrulla de fiscal y fronteras (PAFIF), para el control de licencias administrativas y de impuestos especiales de bebidas alcohólicas, así como Policía Judicial, para atender casos de infracciones penales de mayor gravedad.

Control de tráfico y de drogas

Del mismo modo, también habrá agentes de Tráfico, para facilitar los accesos a la población y realizar controles de detección de alcohol y drogas; de las unidades de GEDEX y CINOLÓGICO, para la posible localización de explosivos en el escenario y alrededores, así como sustancias estupefacientes en el interior del recinto, GEAS, para el control del canal marítimo próximo al recinto del evento; y del Servicio Marítimo, para la vigilancia del canal en caso de que alguien pudiera caer al mar.

El dispositivo se completará con agentes del Servicio de Información, para detectar grupos o personas desestabilizadoras; y de la Unidad de Helicópteros (UHEL) que supervisará desde el aire y facilitará información a las unidades terrestres y marítimas.

A su vez, se constituye un PMA (Puesto de Mando Avanzado) en el interior del recinto para coordinar todos los detalles de seguridad durante el festival y habrá una representación de todos los organismos participantes en la seguridad del evento.